Pasta sin gluten

No nos engañemos. Una de las cosas que más echan de menos las personas sensibles al gluten, aparte del pan, es la pasta.

Catálogo de pasta sin gluten

En cada una de las categorías encontrarás primero la pasta sin gluten ordenada por marcas. Después, la pasta ecológica sin gluten. Bon appétit!

Macarrones sin gluten (penne rigate)

Tallarines y espaguetis sin gluten (noodles)

Espirales sin gluten (fusilli)

Otros tipos de pasta sin gluten

¿Existe la pasta sin gluten?

Existen múltiples alternativas a la pasta de trigo tradicional, y además naturales. Basta con cambiar la harina a partir de la cual está elaborada la pasta. Ni siquiera es cosa exclusiva de los cereales, ya que es posible obtener harinas de legumbres u hortalizas.

Una vez resuelto el problema base, añade los mismos ingredientes que añadirías en tu pasta de toda la vida. No notarás la diferencia y además el plato te resultará mucho menos pesado.

Tipos de pasta fresca sin gluten

Echa un vistazo al abanico de clases de pasta sin gluten que puedes encontrar en el mercado:

Pasta de maíz. Una de las más frecuentes como sustituto principal del trigo. El sabor es parecido al de la pasta regular, pero la textura es algo más dura.

Pasta de arroz. En los restaurantes y tiendas orientales es habitual encontrar fideos de arroz, producto que nuestra cultura ha ido heredando con el tiempo. Buena textura y sabor con las propiedades del arroz. Incluso puedes encontrar la versión de arroz integral.

Pasta de trigo sarraceno. Solía ser algo más cara que las anteriores, aunque se ha ido abaratando con el tiempo. Recuerda, el trigo sarraceno no tiene gluten, aunque contenga la palabra “trigo”.

Pasta de mijo. Otra variedad con mejores propiedades que la pasta regular, ya que el mijo es rico en sustancias como el magnesio.

Pasta de quinoa. Pasta con todas las propiedades de la quinoa, que no son pocas (en cereales sin gluten las tienes detalladas). En algunas marcas la pasta contiene cierta proporción de maíz y cierta proporción de quinoa.

Pasta de lentejas. No todo son pastas de cereales en este mundo. Si existe la harina, existe la pasta. La pasta de lentejas es un claro ejemplo. Pasta cargada de hierro.

Pasta de guisantes. ¿Te da pereza comer guisantes? No deberías obviarlos en tu dieta, sobre todo cuando cuentas con una opción tan sencilla. Una vez aliñadas todas las pastas saben iguales, únicamente notarás alguna diferencia en la textura.

Pasta de garbanzos. Lo mejor de los garbanzos en forma de pasta. Muy recomendados.

¿Cómo hacer pasta fresca sin gluten?

Como hicimos en la sección de pan sin gluten, te damos una algunas pautas para que puedas obtener tu pasta casera libre gluten. Do it yourself, que está de moda…

Sólo necesitas harina, huevos, agua y aceite. Amásalo todo hasta conseguir una pasta suave y homogénea. Esparce más harina en la mesa, sitúa la masa encima y estírala con un rodillo hasta dejarla muy fina (método clásico italiano).

Después da rienda suelta a tu creatividad, da forma a la pasta. Puedes hacer macarrones, tallarines, lacitos, láminas para lasaña, etc. Et voilá, ya tienes tu base de pasta casera.

¿Dónde comprar pasta sin gluten?

¿No te ves capacitado para hacerla tú mismo? No desesperes. Puedes comprar la variedad de pasta sin gluten que prefieras en nuestra tienda, en esta misma página.

No te prives de unos buenos macarrones sin gluten, unos nutritivos espaguetis sin gluten o unos exquisitos fusilli sin gluten.

Haz clic en cada producto para conocer las opciones de pago y de envío. El “proveedor” te resultará familiar.

¿No has encontrado lo que buscabas? Inténtalo de nuevo…

Por ejemplo, ¿te gustaría probar una buena cerveza negra sin gluten? Sencillo…¡clic!