6 Buenas formas de mejorar la salud de tu cerebro

¿Qué significa tener un cerebro sano? Significa tener un cerebro que sea capaz de realizar todas sus funciones vitales. Esto incluye funciones básicas, como regular las funciones involuntarias del sistema nervioso autónomo y funciones de nivel superior, como facilitar la cognición y la toma de decisiones, y coordinar las habilidades motoras. Si bien el cerebro es necesariamente un órgano increíblemente complejo, el proceso de neuroplasticidad o capacidad del cerebro para sufrir cambios físicos y químicos en respuesta a los estímulos, nos proporciona un grado significativo de control sobre la salud de nuestro cerebro. En otras palabras, las elecciones de hoy sobre nuestro estilo de vida tienen un impacto muy real en la salud actual y futura de nuestro cerebro; que ese impacto sea positivo o negativo depende de cómo vivamos nuestras vidas.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

La neuroplasticidad puede funcionar a tu favor o en tu contra. Si bien el proceso natural del envejecimiento maneja más o menos la parte de «trabajar en tu contra», está completamente dentro de nuestras capacidades aprovechar el poder de la neuroplasticidad para mantener o mejorar la salud general del cerebro. Tomar un papel activo en la mejora de la salud del cerebro puede ayudar a fortalecer el cuerpo frente a algunas de las enfermedades crónicas más debilitadoras que conocemos, como son el Alzheimer, la demencia, el Parkinson o la esclerosis múltiple. Afortunadamente, la ciencia ha señalado numerosos factores que tienen el potencial de mitigar los efectos del envejecimiento y mejorar la salud general del cerebro. Vamos a dar un repaso a los 6 más importantes.

1. Haz ejercicio.

El ejercicio es lo más cercano que la ciencia moderna ha encontrado a una droga maravillosa. El ejercicio aeróbico ayuda a las personas a mantener un peso saludable, a mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía, y a controlar los factores de riesgo de enfermedades crónicas como la presión arterial alta. Se ha demostrado incluso que el ejercicio tiene un impacto a nivel genético, ya que activa los genes responsables de crear el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). En un estudio de 2013 publicado en el Journal of the American Medical Association, se demostró que el aumento de los niveles de BDNF estimula el crecimiento de las células cerebrales y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades neurológicas devastadoras como la demencia y el Alzheimer. Incluso si el cerebro ya está luchando contra una afección crónica, se ha demostrado que el ejercicio se correlaciona con resultados positivos y una mayor capacidad funcional en el Alzheimer y la demencia. Queda claro que sudar regularmente es bueno para la mente, el cuerpo y el alma.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

2. Come más grasas saludables, antioxidantes y alimentos que combaten la inflamación.

Por detrás del ejercicio el factor de estilo de vida más importante para determinar la salud general del cerebro es la dieta. Los alimentos que consumes tienen el poder de mejorar drásticamente la salud de tu cerebro y la de todo tu organismo. En general, limitar la ingesta de azúcar y carbohidratos y maximizar la ingesta de grasas y fibras saludables ayuda a reducir la inflamación y a mejorar la salud en general. Además, aumentar la ingesta de alimentos ricos en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios ayuda a maximizar el potencial de su cerebro. Ejemplos de estos alimentos son los vegetales de hoja verde, los aceites de oliva y de coco, los arándanos, los aguacates e incluso el chocolate negro.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

3. Cuida tus bacterias intestinales.

Durante mucho tiempo se ha afirmado que la inflamación crónica sustenta muchas de las enfermedades más prevalentes, como el Alzheimer, la esclerosis múltiple y la demencia. Se entiende que la inflamación es una respuesta del sistema inmune a los invasores extraños percibidos en el cuerpo, pero en los científicos aún se encuentran a día de hoy resolviendo los mecanismos y el impacto de este estado. El Journal of Neuroinflammation publicó recientemente un estudio que, por primera vez, relacionó la inflamación en el intestino, específicamente la enfermedad inflamatoria intestinal, con el daño en el cerebro. Si bien este estudio específico se basó en ratones de laboratorio y, por lo tanto, sus conclusiones no pueden extenderse directamente a los humanos, un estudio reciente realizado en el King’s College de Londres presenta evidencia convincente del papel fundamental de la inflamación en la determinación de la salud del cerebro. Este estudio, que utilizó células cerebrales humanas para medir el impacto de una proteína inflamatoria común en el cerebro, ofrece la primera evidencia clínica de la capacidad que tiene la inflamación sistémica para debilitar la salud cerebral al detener la producción de nuevas células cerebrales y aumentar la tasa de disminución de las existentes.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

4. Usa tu cerebro.

El dicho «úsalo o piérdelo” es perfectamente aplicable a este tema. Al igual que la aptitud física, maximizar la aptitud mental o la capacidad del cerebro para funcionar a un alto nivel requiere esfuerzo, pero puede lograrse con el ejercicio adecuado. Si no ejercitas tu cerebro aprendiendo cosas nuevas, no esperes maximizar su potencial. Numerosos estudios han demostrado que los esfuerzos para mejorar la aptitud mental en adultos mayores han resultado efectivos para aumentar sus capacidades cognitivas generales. Probar suerte con cosas nuevas, leer más y someterse a más desafíos mentales (crucigramas, juegos de memoria, etc.), son formas efectivas de mejorar el estado mental y la salud general del cerebro.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

5. Pasa tiempo con tus amigos y familia.

Los seres humanos persiguen la conexión y el sentido de comunidad. Como tal, nuestros cerebros están conectados para prosperar en la estimulación que proporciona socializar con amigos y familiares. En un estudio longitudinal publicado por el American Journal of Public Health, las redes sociales más grandes se asociaron con una disminución del riesgo de desarrollar demencia al final de la vida. Otro estudio publicado en The Lancet arrojó resultados similares. Los datos longitudinales sugieren que los individuos socialmente activos parecen experimentar una menor incidencia de demencia y enfermedad de Alzheimer. Aunque los mecanismos de la mente para procesar las relaciones sociales son indudablemente complejos, los estudios mencionados sugieren que fomentarlas puede tener un gran impacto en la salud de tu cerebro.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

6. Duerme tus ocho horas.

Todo el mundo sabe que una mala noche de sueño puede arruinar el día, pero ¿sabías que una mala higiene del sueño sostenida se correlaciona con un mayor riesgo de desarrollar enfermedad arterial coronaria y Alzheimer? ¿O que la apnea del sueño se asocia con un empeoramiento de las convulsiones en adultos con epilepsia? Incluso hay evidencia que sugiere que los malos patrones de sueño podrían servir como un marcador temprano de afecciones neurodegenerativas como la demencia. Queda muy claro que no obtendrás nada bueno en tu vida si no te preocupas por dormir adecuadamente y descansar todas las noches. Medidas como cortar el café después del mediodía, reducir la exposición a la luz durante la noche y cambiar la hora del ejercicio a las mañanas, contribuirán a que puedas experimentar un sueño profundo y reparador esa la noche.

6 formas de mejorar la salud de tu cerebro

El semilla de algunas de las enfermedades más devastadoras que enfrentamos a menudo se planta años antes de que surjan los síntomas. Aunque actualmente no podamos evaluar estas enfermedades en sus estados iniciales, tú puedes hacerte responsable de mejorar la salud de tu cerebro y de fortalecer tu cuerpo contra estas afecciones. Simplemente toma las decisiones correctas en cuanto a tu estilo de vida. Asegúrate de que tus hábitos, lo que comes, lo que haces todos los días… todo está alineado con mimar tu cerebro y tu salud 😉

Fuente:

Agosto de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.